sábado, 4 de noviembre de 2017

vomitivo



Así se expresa una persona (con título universitario) al llegar a su ciudad natal y observar como por los balcones y mucha gente por la calle llevan la bandera española como respuesta al fallido golpe de estado en Cataluña. Son como esos poseídos por el maligno que al echarles agua bendita se retuercen de ¿dolor?¿odio? Y nos quieren dar lecciones de democracia.


martes, 3 de octubre de 2017

mentirosos, cobardes y llorones

¿Cuantos heridos hubo en las cargas policiales del domingo en Cataluña por orden de los jueces del Tribunal Superior de Cataluña?

¿Saben que para hacer una revolución hay que tener valor?

Las lágrimas derramadas por ese funcionario policial catalán y ese deportista líder de su equipo de fútbol ¿serían de vergüenza?



Amigo Tom descansa en paz y sigue tocando la guitarra allá donde estés.



sábado, 24 de junio de 2017

don't let me be misunderstood


 Me entiendes ahora A veces me siento un poco loco
 Bueno, ¿No sabes que nadie vivo puede ser un ángel siempre?
 Cuando las cosas van mal parezco malo
 Soy solo un alma cuyas intenciones son buenas
Oh Dios, por favor no dejes que me malinterpreten
   A veces soy tan descuidado
 Con una alegría que es difícil esconder
 Y a veces parece que todo lo que hago es aburrido
 Entonces estás obligada a ver mi otro lado
 Soy solo un alma cuyas intenciones son buenas
Oh Dios, por favor no dejes que me malinterpreten
Si parezco nervioso quiero que sepas
 Que nunca he tenido intención de pagarlo contigo
 La vida tiene sus problemas y yo tengo mi parte
 Y esa es una cosa que nunca supe hacer
 Porque te quiero Oh, oh, oh, nena no sabes que soy humano
 Tengo pensamientos como cualquier otro
 A veces me encuentro solo y lamentando
 Alguna cosa tonta o pequeña cosa simple que hice
 Soy un alma cuyas intenciones son buenas
 Oh Dios, por favor no dejes que me malinterpreten
 Sí, soy un alma cuyas intenciones son buenas
 Oh Dios, por favor no dejes que me malinterpreten?

sábado, 18 de febrero de 2017

sábado, 5 de noviembre de 2016

el cielo puede esperar

Aquel 31 de octubre de 1976 cuando quedamos por primera vez ni se nos pasaba por la cabeza que pudíeramos llegar hasta hoy, o sí. Cuantas cosas vividas que se me van atropellando en la memoria cuando quiero pasarlas a limpio.

El primer beso al calor de aquella chimenea de La Guitarra fue morir de amor (aunque suene cursi). 

La primera larga separación que nos sirvió para aclarar más lo que deseábamos.

La primera locura en Ibiza.

Nuestra boda en el jardin de casa.

Nuestro primer hijo.

Nuestra segunda hija.

La muerte de mis padres.

El secuestro y la muerte de tu hermano.

La muerte de tus padres.

La boda de nuestro hijo.

La boda de nuestra hija.

Los nacimientos de nuestros nietos y esos dos que están por llegar.

Cuarenta años juntos. Cuarenta años viviendo cada día apoyándonos mutuamente. Cuarenta años sin aburrimientos, sin cansarnos el uno del otro y superando los muros que el destino nos iba poniendo delante.

Nunca nos hemos dicho "te quiero" pero los dos preferimos ser, estar y existir juntos que escuchar bonitas palabras a veces sin sentimientos.

Y de aquí para allá lo que Dios quiera.